Una Kata es un ejercicio de Karate que consiste en hacer una serie sucesiva de técnicas y desplazamientos contra enemigos imaginarios.

De esta forma se combinan con orden y precisión todas las técnicas aprendidas aisladamente. La ejecución de un Kata ha de ser: rápida, enérgica, rítmica, equilibrada y efectuada con la mayor perfección posible en todas y cada una de sus técnicas.

Para efectuar bien un Kata es necesario conocer el significado de cada uno de sus movimientos, así como su correcta ejecución, repitiéndolos una y otra vez, incansablemente hasta que se consiga hacer de un modo casi reflejo.

Los Katas han de empezar y terminar en la misma posición en que comenzaron, siguiendo una linea imaginaria denominada Embusen.

Todos los katas de Karate-Do comienzan a partir de una técnica de defensa. Esto, aparentemente parece una actitud pasiva, pero en realidad una defensa debe efectuarse de tal manera que por su vigor y eficacia pueda hacer desistir al adversario de realizar un segundo intento. Una defensa correctamente realizada, también puede considerarse como un ataque.

Los katas de Naha-Te enfatizan la respiración profunda, la contracción muscular, mucho trabajo con las manos abiertas. Los estilos más característicos son el Goju-Ryu y el Uechi-Ryu, aunque este último no realiza la respiración profunda del Goju-Ryu.

La influencia china en el Naha-te es muy fuerte: Los katas Seisan, Suparinpei, Seienchin pertenecen al estilo del Dragón, también en el estilo del Tigre y del Perro. Seisan, Jutte, Seipai, Useishi (Gojushiho) y Suparinpei al estilo del Puño del Monje.

El Tomari-Te, está influenciado por los otros estilos, aunque tiene katas propios: Wanshu o Empi, Rohai, Wankan y Ananko. Luego desarrollaron las tres versiones del Rohai: Shodan, Nidan , Sandan y el kata Chinto de China.

El Shuri-te, tiene la personalidad de sus maestros. Su estudio y estructura se centra en el maestro Sokugawa (1733-1815), quien viajó mucho a China para aprender las técnicas de sus estilos. Creó el Okinawa-Te, estilo propio de Okinawa, mezclando el Kenpo chino con las formas nativas de la isla. Fue él quien creó los preceptos del dojo (Dojo-kun). Su alumno Bushi Matsumura creó el kata Kushanku, y añadió a sus enseñanzas los katas Naihanchi, Passai, Seisan, Chinto, Gojushiho y Hakutsura. Desarrolló el Shorin-Ryu que a su vez dio lugar al Shotokan-Ryu, Kobayashi-Ryu y Shito-Ryu. El Shuri-Te da lugar a muchos katas: los Pinan o Heian, Naifanchi, Chinte, Chinto, Wanshu, Jiin, Jion, Jitte, Kosokundai, Kosokunsho, Shihokosokun, Bassai dai, Bassai sho, Gojushiho, Ananko, Aoyagi.

Existen tres categorías de katas:

Los kata de combate, que son los que se pueden desarrollar en el Bunkai para el combate, aunque hoy hay tendencia a desarrollarlas todas, sacando aplicaciones que nada tienen que ver con la realidad.

Los katas energéticos, que sirven para el desarrollo de la energía, el ejercicio y una forma especial de respiración producen una recuperación de la energía interna, ejemplos de estos katas son Tensho y Sanchin, esta última proviene de un forma china de Tai-chi.

Los katas demostrativos, que sirven principalmente para el aprendizaje de Kihon, el desplazamiento, la potencia, la velocidad, ejemplos son los Heian.

CERRAR MENU