Mi pequeño homenaje para despedir a un karateka, Antonio Carcasona, humilde, buena gente y sencillo, que nos dejó el 2 de Febrero de este 2015 con cincuenta y pocos años. Fue alumno del Maestro Hirota, cinturón negro de Karate, arbitro y profesor. Vino al Dojo Cervantes de Mataró y al Dojo Cervantes de Castelldefels, sobre los años 1980. Antonio y el Maestro Hirota, mis dos mejores coachs y hasta hoy las dos pérdidas más importantes de mi vida, junto a nuestros padres. Antonio, hermano… juntos, hasta siempre y como siempre. félix.

CERRAR MENU