Este maestro japones fué el padre del Karate moderno. Gichin Funakoshi nació el 28 de octubre de 1868, en la ciudad de Shuri, Okinawa. Proveniente de una familia de Shizoku (nobles), nació débil, enfermizo y en muy pobre estado de salud, en el colegio fue introducido en el arte del Shorin Ryu; comenzó a recibir clases de los maestro Itosu y Azato.     En 1906 Gichin Funakoshi y algunos de sus compañeros formaron un grupo para realizar demostraciones de karate alrededor de Okinawa; visitó Kioto en 1916, donde realizó una demostración en el Butokuden, que en ese momento era el centro oficial de todas las artes marciales. Por aquellos años era presidente de la Okinawa Shobukai (Asociación Marcial de Okinawa). Viajó a Tokio en mayo 1922 como invitado para un evento en la Primera Gala Gimnástica Nacional, organizada por la Butokukai, en la que se le pidió que realizara una exhibición. Esta tuvo mucha aceptación y fue la razón por la cual el Sensei decidió radicarse y expandir el karate en las islas principales de Japón. Cuando llegó a Japón desde Okinawa en 1922, se quedó en el dormitorio prefectural de estudiantes en Suidobata, Tokyo. Vivió en una pequeña pieza cerca de la entrada donde limpiaba las habitaciones y cumplía labores de vigilante y jardinero. En la noche les enseñaba karate. En noviembre de 1922 publicó su primer libro: «Ryu Kyu Kempo Tode», en el que trata reflexiones filosóficas e históricas sobre el okinawa-te. Los originales de este libro se perdieron en el terremoto de 1923, lo que le llevó a publicar una nueva edición en la que introdujo numerosos cambios y que tituló: «Rentas Goshin Karate Jitsu». En 1924 crea el primer club universitario de karate en Keio y en 1926 se crea el segundo en la universidad de Ihciko. Un año más tarde aparecen otros tres clubes en Waseda, Takoshoku y Shodai. En 1930 Funakoshi ya dirigía una docena de dojos universitarios. Abre su primera escuela en Meishojuku. Posteriormente abrió su Shotokan en Mejiro, donde de formaron un gran número de notables estudiantes como Shigeru Egami, Masatoshi Nakayama, Ohtsuka Hironori, Hidetaka Nishiyama, Yoshitaka Funakoshi entre otros. En 1945 muere su hijo Yoshitaka por tuberculosis, aquello fue un duro golpe para el maestro, pues era su ayudante y en quien había depositado toda su confianza para que fuera su sucesor. Ese año, durante un bombardeo queda destruido su Dojo Shotokan. Culminada la Guerra, Funakoshi decide volver y reconstruir el Shotokan con aquellos alumnos que no habían muerto en los combates contra Estados Unidos. Pero surge un inconveniente, las artes marciales son prohibidas por un período de tres años, bajo el mando de las Fuerzas Norteamericanas de Ocupación. en aquel mismo momento Gichin Funakoshi había logrado algo importante: introducir el karate do como un arte del Budo japonés. En 1947 fallece su esposa. Cuando la prohibición es levantada, se funda la Japan Karate Associaton (JKA), para la cual se construye un nuevo dojo y Funakoshi queda como jefe instructor de la organización. Gichin Funakoshi muere el 26 de abril de 1957 en Tokio. Su funeral fue realizado el 10 de mayo. Un monumento en su memoria se ubica en la actualidad en el Monasterio Zen de Engaku-ji en Kamakura. Lleva la inscripción Karate ni sente nashi («El karate no hace el primer ataque»).

CERRAR MENU