MÉTODO MABUNI

Podemos definir el Método Mabuni, como la manera ordenada y sistemática de proceder para llegar al entendimiento de la forma de realizar karate del maestro Mabuni Kenwa.

La técnica de Shito-Ryu es una técnica muy sutil. Comparada con otras, puede parecer falta de expresión en la potencia, pero es compensada de sobras por la velocidad y sutileza en su ejecución.

En Shito-Ryu se aplica el sistema de Yo Biu Bi. La técnica debe ser útil (Yo), fluida y con ritmo (Biu) y elegante (Bi). El maestro Mabuni Kenwa insistía en aplicar estos principios, y decía que tiene que ser visible no solamente para un experto, sino también para un no iniciado u observador casual.

Enfatiza la naturalidad en las posiciones, ni muy bajas, ni muy altas, existiendo muy poca diferencia entre el entrenamiento y la aplicación real.

En los ataques se usan suelen usar posiciones altas, siendo más bajas en las defensas, pero con el tiempo y la practica todas las posiciones son factibles de utilizarse en toda suerte de técnicas. En karate no hay posición determinada de combate (karate ni kamae nashi). Debemos adoptar una postura natural frente al adversario. La verdadera posición de combate es interior. Hay que tener la mente vacía y despierta. La mente es como un estanque de agua, si tiene olas, estas impiden que nada se refleje. Pero si el estanque está en calma (Fudōshin) entonces se convierte en un espejo que refleja todo aquello que le rodea. Debemos entrenar nuestra mente para hacerla imperturbable a las impresiones exteriores.

La forma de cerrar el puño es común a todas las escuelas, y el hikite se hace algo por encima de la cadera. Pero una vez adquirida la consciencia de este principio, no es en absoluto necesario el llevar el Hikite a la cadera. La ubicación del Hikite puede y debe variar en el Kumite (combate) dependiendo de las necesidades de este. Es mejor realizarlo de un modo natural en lugar de llevarlo a la cadera, permitiéndonos así reaccionar a elementos imprevistos de manera mas natural.

Existen una gran diversidad de defensas que permiten al practicante decidir sobre el grado de contundencia y efectividad de éstas, pero los desplazamientos forman el pilar básico que todo karateca debe estudiar con especial interés, ya que, entre otras razones, no siempre la posible corpulencia del adversario hará aconsejable enfrentar nuestras fuerzas. Para ello es muy recomendable la práctica del Tenshin Happo (desplazamientos en ocho direcciones). También los cinco desplazamientos básicos o Tenpo Goho contemplan lo esencial de este Trabajo básico del método.

En el Método Mabuni las formas de defenderse contra un ataque son agrupadas en cinco conceptos diferentes Uke No Gogenri: Rakka, Ryu-Sui, Kushin, Ten-i y Hangeki.

En el “Manual” de Shito-Ryu además de trabajar de forma continuada el Tenshin Happo, Tenpo Goho y Uke No Gogenri, también Hiji Ate Goho (5 ataques de codo), Geri Happo (8 ataques de pierna), y el conocimiento de las técnicas de defensa Uke Kata (forma de recibir), desarrollo y aplicación de las técnicas defensivas de forma continuada y progresiva Uke No Henka (variaciones en la defensa) forman parte del entrenamiento del “dia a dia”. Ejercicios estos, qué de forma progresiva, nos llevan al conocimiento de las innumerables técnicas existentes, hasta llegar al trabajo libre de kumite (combate) o de goshin (defensa personal). Ippon kumite, Nihon kumite, Yakosoku kumite, Bunkai kumite, Jyu kumite, y Kumite nos acercan a ese conocimiento de aplicar Karate-Do.

Existen gran cantidad de formas de ataque. De una forma racional y basada en el método, podemos utilizar casi todas las partes del cuerpo adaptándolas a la necesidad y situación del momento, aunque las manos y los pies forman las técnicas fundamentales.

Las técnicas de Karate, en la medida que persiguen la máxima eficacia, deben ser dirigidas a puntos precisos del cuerpo del adversario con la intención de disminuir su combatividad. Su aplicación siempre debe ser proporcional y responsable en función del grado de contundencia que requiera la situación y el adversario. El practicante de Shito-Ryu debe conocer esos puntos vitales. En el cuerpo humano existen alrededor de 70 puntos con especial interés para el karateca, denominados Jintai Kyusho. Basados en los conceptos de la acupuntura oriental, son puntos donde dirigir una técnica es mucho más eficaz que dirigirla a otro cualquier punto del cuerpo. Es imprescindible un detenido estudio de estos, ya que un desconocimiento de su ubicación y efectos podría provocar unas consecuencias no deseadas.

En situaciones a corta distancia, el cuerpo también presenta diversas opciones para poder elegir la técnica más óptima: cabeza, cadera, pies, codos, rodillas.

Shito-Ryu es hoy día sin lugar a dudas el que cuenta con un mayor número de katas. Un total de 57 katas de Shuri-Te, Naha-Te, Tomari-Te y otras.

Los katas provenientes de las enseñanzas del Maestro Kanryo Higaonna, son la versión que conservó su discípulo Chojun Miyagi fundador del estilo Goju-Ryu, gran amigo de Kenwa Mabuni. Las katas provenientes de Shuri-Te son la versión aprendidas por Mabuni del Maestro Anko Itosu.

La aplicación de las técnicas y movimientos del kata o Bunkai Kumite, es un aspecto muy trabajado en Shito-Ryu Karate-Do. Dentro de este apartado, estarían también los Oyo Bunkai Kumite, o aplicaciones libres, que cada estudiante dependiendo de su nivel puede interpretar a partir de las técnicas del kata, así mismo muy trabajado.

El Ippon Kumite se practica también con mucha continuidad en las sesiones. Al atacante se le impone un tipo de técnica y nivel a trabajar, de este modo el defensor aplica una técnica de defensa apropiada para su estudio. De la misma forma se realizan los trabajos de Nihon kumite. Es aquí, donde el trabajo denominado en el método exterior-interior se desarrolla y practica.

Después se practica Yakusoku Kumite con alumnos más aventajados. Combate establecido con diversas técnicas de ataque, defensa, contra-ataque. En Shito-Ryu existen combinaciones técnicas creadas tomando como base los katas Pinan, en número también de cinco.

El kumite es un aspecto muy importante dentro del Shito-Ryu, según el difunto Mabuni Kenei, segundo Soke, con el kumite se lleva a la práctica el trabajo real de Karate-Do, y ejercita y desarrolla el espíritu combativo.

El Jyu Kumite resulta también muy provechoso, pues los estudiantes alcanzan a practicar todas las técnicas de ataque y de defensa, ofreciéndonos la ocasión perfecta de adquirir un control de nosotros mismos.

Shito-Ryu nunca ha abandonado sus raíces okinawenses especialmente en cuanto se refiere a la práctica del Karate-Do tradicional o Dento karate-Do, intentando incluso conservar la terminología o nombres antiguos y tradicionales de las técnicas.

El emblema de la familia Mabuni, simboliza y representa la armonía, y evoca o recuerda a dos hombres que concurren en un círculo para mantener la paz (WA), dándole la interpretación de las dos líneas que provienen de los maestros que influyeron más en él. Las líneas de los maestros Itosu y Higaonna. Esto demuestra el grado de respeto, admiración, agradecimiento, y profundos sentimientos que tenía el Maestro Mabuni Kenwa por sus dos grandes maestros (a pesar de que aprendió muchas otras técnicas de otros maestros), cuyas enseñanzas dejaron tan profunda huella, que él eligió no solo el nombre de su estilo de los ideogramas de los nombres de ellos, sino como escudo de su familia un símbolo que también hace referencia a ellos.

Creo que este hecho, también nos deja una gran enseñanza para los que realmente practicamos este estilo con verdadera devoción, y convencidos del propósito que tenía el maestro Kenwa Mabuni: La paz, el orden, la disciplina, el respeto, el honor y todo aquello que sea acorde con los ideales de los Samurais (hay que recordar que él era descendiente de un Samurai).

Creo que esto lo debemos tener siempre presente, ya que el Karate nos liga con la herencia de su familia y se nos da sin importar la raza, la religión, el color, el dinero…

Homenaje Mabuni Kenei y Nakahashi Hidetoshi

 

 

CERRAR MENU